«Primeros Trazos», Una exposición muy especial

UNA EXPOSICIÓN DE PINTURA “MUY ESPECIAL”

·        La Concejalía de Cultura del Ayuntamiento capitalino, que dirige Alejo Soler inauguraba ayer jueves, 22 de octubre,  en la sala de exposición de la Casa de la Cultura, una exposición con los trabajos realizados por personas con necesidades especiales.

·        El Alcalde, Nicolás Gutiérrez inauguraba la exposición con una respuesta muy emotiva por parte del público, con una gran presencia de los propios autores y sus familiares.

·        La iniciativa fue impulsada en su momento desde la Concejalía de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Puerto del Rosario que dirige Selena Cabrera, y pretendió rentabilizar los beneficios de la arte-terapia.

·        El Taller, que se desarrolló entre marzo y junio pasados, incluía miembros de las Asociaciones ADISFUER, Fuerteventura contra el Cáncer, Asociación de Familiares con Alzheimer y ASOMASAMEN así como los usuarios del Centro Psicosocial del Cabildo y los alumnos de las aulas en clave de los IES San Diego y Puerto del Rosario.

            El Ayuntamiento capitalino inauguraba ayer jueves, 22 de octubre,  en la sala de exposición de la Casa de la Cultura, una exposición con los trabajos realizados por personas con necesidades especiales. Bajo el nombre de “Primeros Trazos” se presentaban una serie de obras fruto del taller de pintura puesto en marcha desde la Concejalía de Servicios Sociales del Consistorio capitalino y que contó como profesor al artista Carlos Bellver, presente en este acto de inauguración. Entre los presentes también destacó la presencia de Maruchi Rodriguez, Presidenta de ADISFUER.

El taller de arte tuvo como objetivo estimular la comunicación, la creatividad, la sensibilidad, y aumentar la capacidad de concentración y de expresión de los usuarios, al adquirir éstos,  las herramientas necesarias  para ello.

Expresarse artísticamente, a través de la pintura, el dibujo,  o el modelado en arcilla, constituye una forma eficaz de terapia, ya que contribuye a enriquecer la capacidad de iniciativa, imaginación y comunicación, del usuario afectado de un proceso de deterioro cognitivo: demencia, esquizofrenia, etc.

Aprender a utilizar diferentes materiales,  como los lápices de cera, las acuarelas, o el acrílico, mediante las técnicas adecuadas, brinda un mayor conocimiento y profundidad del lenguaje plástico (línea, forma, volumen, color, textura, espacio, etc.), y la noción de las diferentes técnicas artísticas como el dibujo, la pintura, o el collage, permite la exploración y manipulación de soportes y formatos, para poder plasmar en ellos la representación gráfica de una idea.

También, la participación en actividades de forma grupal fomentó la interacción social, permitiendo que sentimientos de autoestima, utilidad y autonomía afloren, y que el usuario re descubra su potencial, facilitando la expresión de emociones difíciles de verbalizar. La acción de crear requiere y estimula la atención y la concentración, siendo éstas, dos capacidades especialmente relevantes, ya que de ellas depende la eficacia de cualquier intervención, sea ésta cognitiva, psicomotriz, o de cualquier tipo.

En este taller, no se persiguió un resultado artístico, sino la finalidad terapéutica de mejora en la calidad de vida.

Puerto del Rosario, a 23 de octubre  de 2015