El Parque de Ocio de Puerto del Rosario apaga la luz y la música para que las personas con diversidad funcional puedan disfrutar de las fiestas

  • El objetivo de esta iniciativa es celebrar unas fiestas más inclusivas, aptas para cualquier ciudadano que padezca alguna patología que le haga especialmente sensible

 

En Puerto del Rosario, a 30 de septiembre de 2021.- Dos horas sin música y sin iluminación en las atracciones del Parque de Ocio instalado en el Recinto Ferial con motivo de las Fiestas del Rosario 2021. Este jueves se ha celebrado una tarde diferente en este espacio lúdico gracias a la medida adoptada por la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Puerto del Rosario, que dirige David Perdomo, que tiene como objetivo que las personas con diversidad funcional puedan disfrutar de unas fiestas más inclusivas, como el resto de la ciudadanía.

El alcalde capitalino, Juan Jiménez, considera que “el hecho de que haya un área lúdica infantil es un síntoma claro de que hay cierto aperturismo en relación a determinados sectores económicos y eso se refleja en las Fiestas del Rosario 2021”.

Con la evolución de la pandemia este tipo de eventos empiezan a normalizarse y podemos ver más allá de las Fiestas del Rosario”, añade Jiménez, “durante los últimos días vemos que hay una gran afluencia de niños con sus padres y eso forma parte de la alegría de las fiestas. Volver a ver cómo funcionan las atracciones, ver cómo las familias disfrutan de ellas, eso es alegría y forma parte de la esencia de su pueblo”.

Por su parte, para David Perdomo, explica que “habíamos adquirido el compromiso de celebrar unas fiestas inclusivas, en las que todos y todas puedan participar y lo estamos demostrando con hechos. Seguiremos trabajando en esta línea y potenciando las medidas que puedan favorecer la inclusión en todos los ámbitos”.  

El Ayuntamiento capitalino agradece a los feriantes su predisposición a participar en esta iniciativa de la que se benefician personas que padezcan Trastorno del Espectro Autista (TEA), así como los que tienen Síndrome de Asperger o cualquier otra persona a la que pueda afectar la música y la luz de las diferentes atracciones instaladas en el Parque de Ocio.