Se intensifica el control sobre los excrementos incontrolados de los animales

            

EL AYUNTAMIENTO INTENSIFICA EL CONTROL DEL CUMPLIMIENTO DE LA ORDENANZA REGULADORA DE TENENCIA DE ANIMALES

  • El Consistorio recuerda que conforme al artículo 87 de la Ordenanza Municipal Reguladora de Animales, el incumplimiento de estas obligaciones dará lugar a la imposición de multas de hasta 150,25 €, que, en caso de reiteración, podrán ascender a 1.500 €
  • Para evitar este comportamiento insolidario de algunos propietarios el Ayuntamiento actuará con el máximo rigor para hacer cumplir la normativa vigente.

            El Ayuntamiento de Puerto del Rosario, a través de su Concejalía de Salud Pública, informa de la intensificación de las labores de control para el cumplimiento de la ordenanza reguladora de animales por parte de sus propietarios. ( BOP 8 de mayo de 1998). Se puede consultar en la web municipal www.puertodelrosario.org, Ayuntamiento-organización municipal-Ordenanzas Municipales.

Entre las obligaciones establecidas figura  la inscripción del perro, animal al que se dirigen la mayoría de estas exigencias, la de recoger las deposiciones que los animales viertan en la vía pública y la de utilizar las zonas habilitadas por el Ayuntamiento para el recreo del animal. Se recuerda a los propietarios, que el Ayuntamiento ha ido progresivamente habilitando, dotando y señalizando distintas zonas de baño para perros, localizándose actualmente 5 zonas como son las de la Puntilla (Las Barretas, trasera de la Ermita) en Puerto Lajas, Punta de la Arena ( camino viejo hacia Puerto Lajas), Desembocadura del Barranco del Negrito ( Los Pozos), Desembocadura del Barranquillo “Nido de Águilas” ( camino de tierra por la costa entre el antiguo Parador y el Matorral) y Desembocadura del Barranco de La Muley en El Matorral.

El Ayuntamiento capitalino vuelve a recomendar a los propietarios de perros u otros animales de compañía que deberán ir provistos en todo momento de una bolsa o cualquier otro elemento que les permita cumplir la obligación de recoger las posibles defecaciones de sus animales cuando éstos transiten por los espacios públicos.

Desde el Consistorio portuense se señala por último que muchos ciudadanos que transitan por las calles, parques, plazas, incluso playas de Puerto del Rosario vienen sufriendo las desagradables consecuencias del comportamiento irresponsable de algunos propietarios de perros que descuidan su obligación de que éstos produzcan molestias o depositen excrementos que ensucien esos lugares de concurrencia colectiva, con lo que, a la vez, deterioran el aspecto cuidado que debe tener esta ciudad y sus pueblos.

           

Puerto del Rosario, a 21 de junio  de 2016