Luz verde a la inversión en mejoras de los espacios públicos con el inicio de las obras en la calle Teresa López

  • El proyecto, impulsado por la Concejalía de Obras, contempla los trabajos de repavimentación, señalización, pluviales, abastecimiento de aguas, saneamiento y accesibilidad

 

  • Una vez culminada esta actuación, se continuará en la calle Salamanca, Isaac Peral, Beethoven, Cuchillete, Sindicato de Clases, Guanarteme y La Gavia

 

En Puerto del Rosario, a 23 de diciembre de 2021.- El Ayuntamiento de Puerto del Rosario da luz verde a la inversión de 1.106.057 euros para la mejora de ocho calles más de la capital con el inicio de los trabajos en la calle Teresa López una vez se ha firmado el acta de replanteo por parte del consistorio capitalino y la empresa adjudicataria del contrato, Construcciones Rodríguez Ramírez, S.A.

En dicha firma estuvo presente el alcalde del municipio portuense, Juan Jiménez, el concejal de Obras, José Juan Herrera, la concejala de Contratación, Peña Armas, representantes de la empresa contratista, el director de la obra y el coordinador de seguridad y salud de la misma.

La mencionada inversión, promovida por el área de Obras que gestiona José Juan Herrera, proyecta la repavimentación, señalización, pluviales, abastecimiento y saneamiento y accesibilidad de esta vía que, una vez culminado el proyecto en la misma, continuará por las calles Salamanca,  Isaac Peral, Beethoven, Cuchillete, Sindicato de Clases, Guanarteme y la calle La Gavia. Los trabajos estarán culminados en ocho meses.

En palabras del alcalde Juan Jiménez, “continuamos con el compromiso de este grupo de gobierno desde el comienzo de la legislatura por avanzar en la mejora, de forma notable, de nuestras calles y servicios, ofreciendo a la ciudadanía la calidad en infraestructuras que se merece”.

El concejal de Obras, José Juan Herrera, ha explicado que “estas actuaciones vienen a dar respuesta a las demandas vecinales en materia de saneamiento, pluviales y abastecimiento de agua potable, entre otras, de estas calles que durante años no recibieron mantenimiento, así como vienen a avanzar en materia de accesibilidad, pues se eliminarán en ellas las barreras arquitectónicas que representan el desnivel actual entre bordillos y calzada, proyectándose una plataforma continua al mismo nivel para el tráfico peatonal y vehicular”.