EL AYUNTAMIENTO ACTIVA UNA CAMPAÑA DE RECOGIDA DE PERROS SUELTOS E INCONTROLADOS

EL AYUNTAMIENTO EMPRENDE UNA CAMPAÑA DE RECOGIDA DE PERROS SUELTOS

En la mañana de hoy miércoles, 27 de enero, efectivos de la Policía Local de Puerto del Rosario y del Departamento de Servicios del Ayuntamiento capitalino, iniciaban una campaña de recogida de perros sueltos dentro de la dinámica de control de estos animales que emprende la Institución Municipal periódicamente.
En este caso, se iniciaba a finales del año pasado una Campaña Informativa en el marco de la publicación de un Bando Municipal de fecha 23 de diciembre de 2009, donde se hacía mención, entre otros aspectos, a la Ordenanza Municipal Reguladora de Animales, vigente desde mayo del 98 y siguiendo también los preceptos recogidos en la ley 50/99 relativa a la tenencia de animales potencialmente peligrosos.
En el día de hoy se procedió por parte de los servicios mencionados a la captura de 9 perros, uno de los cuáles fue entregado a su dueño en el momento en que éste presentaba la documentación al respecto. Los 8 animales restantes fueron entregados a la perrera municipal qué, como se sabe, es gestionada por la Sociedad Protectora de Animales OKAPI.
Fueron un total de 15 actas de infracción levantadas por parte de la Policía Local de Puerto del Rosario, de las que se derivarán las consiguientes responsabilidades.
Un perro suelto, independientemente de su condición de perro potencialmente peligroso, puede ocasionar daños en las especies de corral, preferentemente avícolas, en las especies cinegéticas, tanto en las crías como en la nidificación, a la vez que generan excrementos incontrolados y suponen un riesgo para la integridad de las personas, tanto directamente al frecuentar zonas urbanas y/o de ocio y esparcimiento o indirectamente, ocasionando accidentes en las vías a causa de su atropello.
Los efectivos municipales actuaron hoy en las localidades de El Matorral, Tesjuate, Casillas del Angel y Llanos de la Concepción, teniendo previsto continuar por otras zonas en la jornada de tarde.

Puerto del Rosario, a 27 de enero de 2010