Turistas y vecinos se acercan a Primero de Mayo para recibir la primavera

La segunda edición de la iniciativa “Tiempo de flores”, una jornada de actividades para todos los públicos con la que el Ayuntamiento capitalino celebró la llegada de la primavera al municipio, se saldó con importantes niveles de participación ciudadana.

 

Los vecinos y vecinas de Puerto del Rosario recibieron la estación más alegre del año visitando, durante la mañana del pasado viernes 21 de marzo, los stands de las floristerías del municipio y participando en las distintas actividades que albergaba Primero de Mayo con motivo de la primavera.

Abrió la mañana una sesión de mantenimiento para mayores, que, liderada por un monitor y acompañada por música, animó a decenas de ciudadanos a sumarse a un estilo de vida saludable y a comenzar con alegría la estación de las flores.

 

 

Además de flores y jardines, la calle Primero de Mayo se llenó con los aromas de los pinchos y zumos naturales preparados por los alumnos de Hostelería y Turismo del IES Puerto, que con gran destreza y entusiasmo consiguieron congregar a los más curiosos en torno a sus creaciones.

 

 

 

Como novedad, este año participaron además stands de librerías, pues el inicio de la primavera coincidió con el Día Mundial de la Poesía, una celebración que la Unesco estableció  para el día 21 de marzo y que el Ayuntamiento capitalino aprovechó no sólo para incluir a los libros en la calle Primero de Mayo, sino para dar arranque a su programa “Puerto es poesía”, que se inició la noche de este mismo viernes en el pub La Carpintería.

Los alumnos y alumnas del programa de formación y empleo Puerto Verde también participaron en las actividades de la mañana de “Tiempo de flores”, repartiendo a los transeúntes pequeñas macetas con plantas listas para trasplantar.

 

 

En total, los jóvenes repartieron 500 plantas, de las que los ciudadanos podían elegir entre lechugas, perejil, mostaza, cilantro, manzanilla, cardo y romero. 

El pasacalle infantil, los talleres para niños y las actividades dirigidas a los más pequeños (con colchonetas hinchables y cuentacuentos) fueron los actos más populares de la tarde. Los eventos, diseñados para permitir a las familias disfrutar de una jornada agradable, fueron acogidos con gran entusiasmo por los niños y niñas, que aún al final de la tarde se resistían a regresar a sus casas.  

Para jóvenes y mayores, la jornada cerró con una ronda de conciertos, que inició la Escuela Insular de Música en la calle Primero de Mayo, y que finalizó, con gran acogida, frente a la delegación del gobierno, con los grupos “Si es tarde nos vamos” y “Los Lola”.

Este sitio usa cookies y tecnologías similares. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso Aviso legal